Tobacco Body: Aplicación para visualizar los efectos del tabaco

Capturas de pantalla de Tobacco Body

Arrastrando el tirador podrás observar los efectos del tabaco en nuestro aspecto.

Si alguien todavía pensaba que fumar nos hace resultar más atractivos, va siendo hora de que se enfrente a la dura realidad.

La Sociedad del Cáncer de Finlandia lanzó este pasado año 2012 una ingeniosa campaña llamada Tobacco Body (Cuerpo del Tabaco), dirigida principalmente a adolescentes. Se trata de una aplicación web interactiva que ilustra los diversos efectos destructivos que el tabaco tiene sobre nuestro cuerpo… por dentro, y también por fuera.

Al entrar en la web podemos elegir modelo, chico o chica. Arrastrando un tirador en el centro de la pantalla, podemos comparar el “antes” y el “después” de empezar a fumar. Haciendo clic en el menú de la izquierda vamos leyendo unas breves notas que describen los trágicos efectos que el tabaco ha tenido sobre nuestro modelo: piel, dientes, pelo, uñas, pulmones, vasos sanguíneos, órganos reproductores, etc.

La única pega es que el texto está sólo en inglés, sueco y finlandés. Pero que no cunda el pánico, he aquí un resumen en román paladino:

  • Acné (acne): Mayor tendencia a tener acné. Los granos tardan más tiempo en curarse, ya que el tabaco debilita la circulación de la sangre en la piel.
  • Vellosidad en los brazos (mujer > arm hairs): El tabaco aumenta los niveles de hormonas masculinas en la mujeres, lo que promueve la aparición de vello en los brazos.
  • Vasos sanguíneos (blood vessels): Se duplica el riesgo de trombosis (coágulo en un vaso sanguíneo), lo que puede llevar incluso a una muerte repentina.
  • Mal aliento (Breath odor): Hasta un 20% de las parejas rompen su relación por causa del tabaco.
  • Rostro (face): La piel adquiere un aspecto poco saludable, ya que pierde más de las fibras que le dan su elasticidad: de las 100 fotos de perfil más populares de un servicio de citas online, sólo dos eran de fumadores.
  • Vello facial (mujer > facial hair): Las mujeres que fuman sufren cambios hormonales que pueden provocar la aparición de vello facial bajo la nariz.
  • Genitales (Genitalia): Fumar debilita el flujo sanguíneo al pene. Los fumadores tienen doble riesgo de tener problemas de erección. El número de relaciones sexuales se reduce también a la mitad. En cuanto a las mujeres, desciende su nivel de hormona femenina, lo que empobrece su vida sexual. Hay una mayor vulnerabilidad a las infecciones vaginales y secreciones vaginales malolientes (leucorrea).
  • Pelo (Hair): Las sustancias químicas del tabaco se fijan en el pelo, volviéndolo más frágil, con mayor tendencia a las canas y la calvicie.
  • Cáncer de pulmón (Lung cancer): Fumar provoca nueve de cada diez casos de cáncer de pulmón. El riesgo es mayor cuanto más joven se empieza a fumar, cuanto más se fuma, y cuanto más tarde se deja.
  • Pulmones (Lungs): Fumar daña los pulmones, la capacidad pulmonar disminuye y cada vez se hace más cansado correr o subir escaleras. A la larga puede provocar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
  • Boca (Mouth): El alquitrán se fija al esmalte dental dándole ese desagradable color amarillo. Aumentan los depósitos de sarro. Se multiplica por cuatro el riesgo de cáncer de boca.
  • Uñas (nails): Lamentablemente, el amarillo nicotina no es un color muy apreciado entre los expertos en moda de uñas.
  • Embarazo (mujer > pregnancy): La nicotina provoca constricción de los vasos sanguíneos, lo que dificulta la llegada de oxígeno al feto. Las sustancias químicas del tabaco en la sangre de la madre pasan directamente al feto.
  • Semen (hombre > sperm): Las toxinas del tabaco reducen la concentración y la movilidad de los espermatozoides, y daña su estructura.
  • Estómago (stomach): La nicotina disminuye las defensas contra la Helicobacter pylori, bacteria responsable de la mayoría de casos de úlcera péptica.
  • Estrés (stress): Es un mito que el tabaco relaja. Muy al contrario, los fumadores tienden a sufrir más estrés y nerviosismo que los no fumadores.
  • Aumento de peso (mujer > weight gain): Los estudios muestran que los fumadores suelen tener más sobrepeso que los no fumadores. Las mujeres fumadoras suelen acumular más grasa en la cintura. Entre los 16 y los 24 años, las mujeres fumadoras son el grupo con mayores niveles de sobrepeso.
  • Arrugas (wrinkles): El tabaco provoca la aparición prematura de arrugas, al reducir los niveles de colágeno y elastina en la piel. Los no fumadores tienen cinco veces menos arrugas que las personas de su misma edad que han fumado un paquete diario los últimos 25 años.

En fin, me temo que esto no hay maquillaje que lo arregle. Queda claro que el mejor cosmético consiste simplemente en no fumar (o dejar de hacerlo).

¿Qué opinas? Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>